PRODUCTO Y FUEGO

Si te dicen “quiero ser escaparate del productor y hacer todo lo posible para honrar su trabajo” te están haciendo una clara declaración de intenciones. De lo que vas a encontrar a la mesa de esta particular tasca, ubicada en el Puerto Náutico de Oropesa del Mar (Castellón).

Estas palabras podría firmarlas el mismísimo Bittor Arginzoniz de Etxebarri o Aitor Arregui de Elkano, pero lo hacen Miguel y Adriana, 2 jóvenes provenientes del Basque Culinary Center que deciden afincarse en Oropesa con la idea de aprovechar al máximo la rica despensa que ofrece la provincia de Castellón.

Ellos miran a su alrededor y con alguna excepción (como espárrago blanco o alguna carne), se abastecen directamente del productor y de las lonjas de la provincia.

Y en tiempos tan tecnológicos, de Roner, Pacojet, etc… ellos se vuelven a lo más básico, ancestral y primario que son el fuego y la brasa. Sólo ayudados por una pequeña placa de inducción, el resto funciona a leña.

Así es más sorprendente los puntos que consiguen en sus platos, como en los sesos de cordero y puré de coliflor con hierbas, conservando la textura del seso mantecoso pero con cierta tersura, que juega muy bien con crujiente y fresco de las hierbas y encurtidos o los chipirones con habas repeladas y beurre blanc en el que el color te lo dice todo, sobretodo lo fresco del chipirón, quizá algo duro de punto a mi gusto pero el juego con las habas y la beurre blanc es fabuloso.

Y en los principales los maravillosos puntos que consigue Miguel en el pescado a la brasa.

Urta, besugo, rodaballo… siempre piezas generosas en las que consigue el equilibrio de mantener el jugo en su interior en un punto exacto, ese tacto del tenedor en el lomo y abrir lasca junto con ese agua de carmen que emulsiona y hace que mojar pan de Homo Panis (panaderos locales de Benicassim) sea de cagarse la culebra, que diría David de Jorge.

En resumidas cuentas, la carta viene condicionada por el producto, así que es corta pero muy cambiante, y ante todo, rica, muy rica.

Un gran punto fuerte de Boga Tasca es su bodega, en la que Miguel vuelca la misma ilusión (o más) que en la brasa. Una bodega para todos y para nadie, ecléctica y a juego con el proyecto, contando con pequeños productores y con un buen porcentaje de vinos naturales.

La sala está acorde, es joven, desenfadada, amable y resolutiva. Juegan muy bien su papel.

Así pues, Boga Tasca, Miguel y Adriana, son actitud y aptitud, miran al cielo con los pies en el suelo. De momento, saben donde están y con lo que cuentan y con ello han conseguido que sólo con el boca oreja conseguir mesa en su local sea misión imposible y todo el mundo quiera una yendo a propósito a un local apartado en el Puerto Nautico de Oropesa del Mar.

Boga Tasca.
Puerto Deportivo Oropesa del Mar 7-10, CP12594 Oropesa del Mar,
Castellón
Tlf: 864813613
Precio: 40-50€ (Bodega a parte).

Jóvenes que lo arriesgan todo en lo más primario y esencial.

Producto y fuego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *