Cuba

La magia de Cuba

Esta vez os quiero hablar de una de mis ciudades favoritas en particular, LA HABANA y de Cuba en general.


Sinceramente, no creo que haya un lugar como la ciudad de La Habana en ninguna parte del mundo, como para poder ser comparada…

Sólo su gente ha podido llegar a ser capaz de que en unas condiciones impuestas, se haya consolidado como una ciudad que, a pesar de haberse detenido en el tiempo, esté más vigente que nunca.

Recorrer las calles de La Habana es un espectáculo de sonido, color y sensaciones que eriza todos tus sentidos. Esos sentidos que normalmente tenemos adormilados… Lugares como La Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, El Malecón, El Cementerio de Colón o el Palacio de la Revolución van a hacer que te enamores aún más de esta ciudad. Recorre el Malecón con un coco-taxi o incluso con uno de los múltiples coches antiguos de colores ¡No repares en estas agradables experiencias!

Y más allá, ¡la magia!

Pero vamos más allá: El Teatro de Alicia Alonso hace 3 años cumplía 180 años. Una maravilla para visitar y si coincide con alguna de las fantásticas representaciones mientras estés en la ciudad no debes perdértelo. ¡Una locura de creatividad, disciplina y arte!

Hay una sensación irrepetible cuando recorres las calles adoquinadas de La Habana vieja, sintiéndote observada por los imponentes y envejecidos edificios, su amable gente y esa sensación de libertad (paradójico verdad) en la que vas canturreando y contoneando tu cuerpo al son de todas las melodías que vas escuchando al pasar delante de cualquier negocio… Un restaurante aquí o patio allá … no sabes cómo, pero ligan perfectamente para dar paso a una melodía armoniosa. Si te tomas el típico mojito en la Bodeguita del Medio y el daiquiri en La Floridita habrás cumplido las máximas del gran Ernest Miller Hemingway.

A pesar del bloqueo al que están todavía sometidos, te alegrará descubrir los bonitos restaurantes que se pueden disfrutar en destino: calles angostas, locales pequeños y materia prima austera pero desbordante imaginación para hacer que cuando gires una esquina encuentres un sorprendente local donde degustar las deliciosas y sabrosas comidas autóctonas regadas de sutiles notas musicales que hacen que contonees esa cintura que nunca habías pensado tenías. Si quieres saber más te descubro la clave: calle Aguacate, Brasil y Lamparilla.

Si además decides pasar tu estancia en una fecha tan señalada como Fin de Año te aseguro que puede que el ritmo se instale en ti perpetuamente. Nunca he visto tantos locales, calles y bares con música y ritmos elegantes.

Támbien es cierto que si por algo más es conocida Cuba es por sus maravillosas playas. Y no estoy hablando de Varadero (la playa que menos me gusta) o de cayo Santa María (demasiado masificada para mi gusto).

Hay playas espectaculares, que una vez más han hecho que Cuba para mí sea uno de los mejores y seguros destinos que recomiendo, Cayo Coco es uno de esos lugares alejado de la masificación con gran parte de viajeros canadienses y americanos.

Siempre he sido partidaria de, a pesar de las distancias, llegar a los lugares más recónditos donde estar prácticamente aislada del bullicio, aunque si buscas lo contrario y quieres playas con más servicios típicos donde no te falte de nada (quizás te sobre gente) tienes Cayo Santa María, Varadero o incluso cayo Ensenachos (hace mucho tiempo estaba casi desértico y ahora no).

Para los que disfrutamos del buceo, en la zona de María La Gorda vas a disfrutar como pocos, vale muchísimo la pena moverse por allí teniendo cuidado y eligiendo bien la época en la que viajas para no ser devorado por los mosquitos.

Otro de los grandes atractivos, es por supuesto, Santiago de Cuba… pero lo dejamos para otro post ¿te parece?

¡Lo importante es que le des una oportunidad a este hermoso País! ¿sabías que es uno de los más idóneos además para avistar diversas y extrañas especies de aves?


Prepara tu viaje exclusivo con Patro Marco, Private Travel

Avalado con el sello Grupo Viajes Tulum

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *