Essaouira, la Orden del Ibis Negro
Capítulo XIII

¿Qué tienen que ver los babilonios con los amos del mundo? Cada Lunes un nuevo capítulo de esta trepidante historia ¡Síguela!


Una neblina azulada impregnó el salón paulatinamente. Los rasgos de aquellos hombres ligeramente encorvados se iban difuminando. En instantes apenas aprehensibles desaparecieron. No hubo sonido alguno que permitiera especular sobre su salida.

Moriarty escuchó un ligero balbuceo. Acercó su oído y agudizó su vista hacia el entarimado del salón y pudo distinguir a Carmine articulando unos sonidos ininteligibles.

Moriarty se disponía a incorporar a su amigo, pero era francamente difícil porque él mismo se sentía perturbado débil y desvanecido.

Lograron acercarse con mucho esfuerzo hacia una de las paredes del salón que aparentemente estaba más despejada. No se habían dado cuenta hasta ese mismo momento, pero en aquella pared se dibujaban signos que no eran de este tiempo. Le recordaban a Moriarty su estancia de estudio en la ciudad de Tubinga. Aquellos años en los que comenzó a descifrar ancianos lenguajes de la Babilonia antigua.

Desde el suelo y sentados comenzó a leer; ” Isen abnar esnadar Mazda iar“. Buscó en sus registros mentales y pudo traducirlo de una manera casi literal: ” Aquí se abren las Puertas de la Verdad. Solo la fe en el Signo os permitirá emprender el camino“.

Moriarty no acababa de comprender el mensaje. Descifraba letra a letra, sílaba a sílaba, y palabra tras palabra.

Carmine abrió los ojos, centró su mirada en las palabras de la pared y miró a Moriarty desconcertado. Con un leve movimiento de la muñeca la acerca hacia el rostro de Moriarty y le enseña el sello que porta en el dedo meñique. La vista de Moriarty no es buena, sin embargo, al acercarse comprueba que el mensaje es exactamente el mismo que el que está plasmado en la pared.

La neblina se disipa y ambos se encuentran solos en el salón y es en ese momento cuando alguien golpea la puerta.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *