©Carlos Ruiz B.K croc.es

Entrevista a Pepa Bueno

Pepa Bueno es una de las grandes mujeres periodistas de España, galardonada con multitud de premios a lo largo de su carrera, que ahora por primera vez, se ha enfrentado a escribir un libro, Vidas Arrebatadas (Editorial Planeta), una historia sobre la insidiosa onda expansiva en la vida de dos niños de 13 y 11 años de los 250 kilos de amonal que ETA hizo estallar en el atentado de la Casa cuartel de Zaragoza el 11 de Diciembre de 1987, a las 06:13 horas.

José Mari y Victor, dos hermanos supervivientes de la tragedia han contado a Pepa su historia sin tapujos, en un acto de valentía, y Pepa a su vez la ha transcrito sin disfrazarla en un acto profundo de respeto y de amor a la Verdad.

No puedo imaginar a otra persona mejor para hacernos llegar esta áspera realidad, la realidad, como leemos en el libro de “cuando los focos se apagan, los periodistas se van y las autoridades vuelven a sus despachos, pero a las familias de las víctimas les toca seguir tirando, repartiendo de nuevo las cartas de la vida.

¡Escucha la entrevista!

Para saber más…

La tragedia de un día. El drama de dos vidas. Dos niños inocentes, sin el calor de la familia y sin la protección de las instituciones.

El 11 de diciembre de 1987, José Mari tenía trece años, y Víctor, once. Residían con su familia en la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza. Poco después de las seis de la mañana el edificio voló en pedazos. Solo una pared quedó en pie. En ella se apoyaban las camas de José Mari y Víctor, que, tras la explosión, despertaron para encontrarse sobre un abismo de escombros. Aún no sabían que su madre, su padre y su hermana de siete años acababan de morir.

Con la serenidad del buen periodismo y emoción contenida, Pepa Bueno narra la historia de los dos hermanos, hoy jóvenes retirados que todavía luchan con sus fantasmas. «Cuando los focos se apagan, a las familias de las víctimas les toca seguir tirando, repartiendo de nuevo las cartas de la vida».

«Esta es la historia de una herida incurable, la de dos hermanos que de niños sobrevivieron al atentado contra la casa cuartel de Zaragoza, en el que perdieron a sus padres y a su hermana pequeña. Un testimonio sin tapujos, de una alta carga humana, tan doloroso como conmovedor».FERNANDO ARAMBURU, autor de Patria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.