10 consejos para ahorrar energía eléctrica en el hogar

Aprende cómo funciona la reducción de la factura de la luz gracias a la energía solar con el artículo especial México de Lorenzo Sánchez

Artículo especial corresponsal México

Cambiar hábitos en el hogar, respecto al consumo de energía eléctrica, podría ser beneficioso a largo plazo. Con estos 10 consejos podrías mejorar tus rutinas y ver ahorro en tus facturas.

Reducir el consumo de energía eléctrica podría ayudar a la economía familia y sobre todo en estos momentos en los que el coste de la energía eléctrica se ha disparado.

La clave está en la constancia para que puedas ver resultados en tus recibos. Lo recomendable es empezar por lo más sencillo.


 Allá Vamos

1. Aprovecha la luz natural

Esta es de las formas de ahorrar energías más simples, consiste en remplazar en la medida de lo posible la luz eléctrica por luz natural. A través del uso o aprovechamiento de ventanas, traga luces, espacios, entre otros.

2. Suena obvio pero… Apagar las luces

Esta es una medida que aporta mucho ahorro. Muy fácil de llevar a cabo, simplemente apagar todas las luces que no estemos utilizando. Aunque tengas luces LED y consuman muy poco, si siempre las dejas encendidas durante horas acabarás pagando de más en tu recibo.

3. Cargar de manera eficiente tus aparatos

Los equipos como celulares, tablets, computadoras, entre otros; requieren, para su buen funcionamiento, de una recarga eléctrica a sus baterías. Es frecuente que no estimamos el tiempo adecuado, y los mantenemos conectados más tiempo del debido. Esto no ayudará, por el contrario, afectará al sobrecargarlos y puede ocasionar daños a las baterías.

4. Tapa las sartenes y ollas al cocinar

Este consejo funciona para las estufas a gas como para las eléctricas y puede parecer algo muy sencillo, pero gran parte del calor que se genera al cocinar se escapa si no utilizamos una tapa. No solo tardarás más en calentar la sartén o poner a hervir el agua, sino que además consumirás más energía eléctrica o gas.

5. Aprovecha el calor residual del horno

Tanto el horno como los utensilios para cocinar, no pierden el calor de forma inmediata cuando los apagas. Puedes aprovechar ese calor residual para terminar de hacer lo que estás cocinando. Si estás asando un pollo en el horno, apágalo 5 o 10 minutos antes y deja que termine de dorarse con el calor residual del horno.

Algo similar funciona con las planchas para la ropa y el calor residual que han almacenado en el tiempo que estuvieron conectadas.

6. Desconecta los aparatos que no uses

Esta práctica es similar a la de apagar las luces que no se utilicen. Los dispositivos que se mantienen conectados y en desuso, pueden extraer más electricidad de la que podríamos pensar.

En estos casos el aparato, aunque apagado, sigue consumiendo. Algunos ejemplos pueden ser: computadoras, calefactores, televisión, cepillo eléctrico, entre otros.

Para esto hay varias soluciones. Una son los tomacorrientes con interruptor, que desconectan estos aparatos de una forma rápida. Otra opción son los enchufes inteligentes que conectan y desconectan completamente los aparatos sin desenchufarlos e incluso son programables, gracias al temporizador que tienen integrados.

7. Revisa tus electrodomésticos

Cualquier aparato o equipo electrodoméstico al sufrir algún daño, puede ser que desemboque en un mayor consumo de energía eléctrica. Por esta razón es necesario realizar al menos, un mantenimiento anual.

Un ejemplo puede ser el serpentín del refrigerador, mantener limpios los filtros del aire acondicionado, retira el exceso de polvo de las aspas de los ventiladores. Además, conseguirás alargar la vida útil de estos aparatos.

8. Plancha la ropa de una sola vez

La plancha es uno de esos electrodomésticos que consumen mayor electricidad en el hogar. Necesita una gran cantidad de energía para alcanzar temperaturas tan altas. Por eso es un gran hábito de ahorro centrarnos en planchar toda la ropa que tengamos en una sola vez.

Lo más recomendable es hacerlo de manera paulatina. Es decir, empezar con los tejidos que necesiten menos temperatura y continua con aquellos que necesiten más temperatura. Apaga la plancha y acaba de planchar esas pocas prendas que te queden, el calor remanente puede servir para acabar con esta tarea doméstica.

9. Evita mantener abiertos congelador y refrigerador.

Abrir el refrigerador constantemente, puede ser un hábito que consume energía injustificada. El frío que genera se pierde rápidamente cuando abres la puerta. Por eso un pequeño consejo para reducir tu consumo de energía en casa es adoptar este hábito.

10. Mantén la temperatura adecuada en tu hogar

Básicamente hablamos de evitar tener los aires acondicionados o ventiladores, encendidos por largas jornadas. Más allá de la situación geográfica de tu ubicación. La sugerencia es prenderlos durante un tiempo y una vez alcanzada la temperatura deseada, apagarlos.


Lorenzo Sánchez Flores es ingeniero y Director Comercial en Talajoh en México, una empresa de comercialización, instalación, puesta en marcha y mantenimiento de: Supresores de pico, reguladores de voltaje, UPS, aire acondicionado, plantas de emergencia, PDU, transformadores secos e instalaciones eléctricas. 

10 consejos para ahorrar energía eléctrica en el hogar comentarios en «4»

  1. Hola, me parece que estos consejos que nos regalan, nos ayudarán a ahorrar energía eléctrica.
    Muchas gracias por este tipo de contribuciones.
    Muchos saludos.

  2. Buen artículo para concientizar. Es verdad que no desconectamos algunos aparatos eléctricos por comodidad y/o por el mal hábito de no hacerlo, con este artículo me doy cuenta lo benéfico que resulta, así como el tratar de aprovechar en la media que se pueda la luz natural y tratar de tener mejores hábitos para cuidar la energía eléctrica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.